sábado, agosto 24, 2019

Realidad y signo (1981)

Creo verdaderamente que sólo un velo me separa de Él, no porque me siento “santo”, sino porque su realidad parece consumir ya todo signo e imponerse desnuda y absoluta a mi espíritu.

In Cristo, 3 de julio de 1981, p. 84